VIVIENDA TERESA SAPEY

Hacer del interiorismo y la decoración un arte exquisito está al alcance de muy pocos. Entre este selecto club de profesionales se encuentra la reconocida profesional italiana Teresa Sapey, formada en Torino y París antes de desembarcar en España y crear su propio estudio. Sapey nos ha abierto las puertas de su casa alquilada en Madrid para mostrarnos un interior convertido en una obra de arte, a pesar de tener que sortear el obstáculo de no poder realizar ninguna reforma.

Ubicada en el centro de Madrid, pero lejos del bullicio de la ciudad, en el barrio de Salamanca lindando con el Retiro. Sapey vive en un piso alquilado donde destaca, por encima del resto de las estancias, el enorme salón-comedor-sala de estar, que combina a la perfección una zona clásica con otra moderna. Ha tenido que superar la barrera de no poder realizar obras en la vivienda al ser alquilada (el propietario le ha rechazado multitud de ofertas de compra). De ahí, que su mano sólo se vea reflejada en el mobiliario y la decoración.

Tardó en transformar el piso unos seis meses. Tiempo en el que el color blanco arrebató todo el protagonismo al marrón madera original de las paredes y el suelo. “Lo que más me costó de decidir fue la terraza. No lo tenía claro. Estos espacios cerrados siempre parecen un cáncer”, apunta Sapey, que se decantó por la vegetación. Las flores frescas, uno de los elementos que para ella siempre tienen que estar presentes en todo hogar.

Dentro de su gran salón, de unos 100 metros cuadrados, destaca el contraste entre lo moderno y lo antiguo. En forma de ‘L’, en una parte se encuentra el mobiliario clásico, traído de sus anteriores casas; y en otra el moderno, comprado por y para este espacio concreto. La luz, que envuelve toda la estancia, se convierte en uno de sus elementos fundamentales. Teresa Sapey le ha dado incluso un toque interactivo artístico a la vivienda con la colocación de cuadros digitales.

Equipo diseño:

Diseño de interiores: Teresa Sapey