SKY LOUNGE HOTEL INDIGO MADRID

La reconocida arquitecta Teresa Sapey ha dado la nota de color al SKY LOUNGE del hotel desarrollando un proyecto de reforma que afecta a las dos últimas plantas y que ha culminado en un mini universo acuático y botánico.

“Al tratarse de un hotel tan urbano como Indigo, queríamos crear un ambiente relajado y de desconexión en la terraza de la última planta, trasmitir una sensación de atemporalidad. Para mantener ese espíritu alegre y divertido que se espera de un espacio así, quisimos crear un particular jardín vertical del Edén donde el color fuera el auténtico protagonista. A través de la creación de focos visuales creamos un diseño utópico y con alma pop”. Comenta la arquitecta.

Ambos espacios, que ocupan las plantas 11º y 12º del hotel están conectados por una escalera helicoidal y por la vertiginosa infinity pool que se asoma temerosa a la Gran Vía.

La planta inferior la ocupa el bar lounge y coctelería. “Es claramente reconocible la inspiración marina que da continuidad a la piscina a través de los colores predominantes, el azul y el verde. Es fundamental comentar los materiales y texturas elegidos: madera, terciopelo, espejo, metal y vinilos, que aportan mucha sofisticación al lugar y convierten al mobiliario en piezas joya”.

La azotea que ocupa la planta 12º, es un pequeño bosque artificial multicolor, árboles estampados y jardines colgantes toman el protagonismo en una explosión de colores pop y con el objetivo de acompañar la funcionalidad del espacio: pasarlo bien y disfrutar de Madrid.

La recomendación del hotel es clara: que visitantes y madrileños no sean tímidos y que se aventuren a conocer este renovado espacio de su última planta en el que la caída del sol sobre el horizonte, ha dejado boquiabiertos a propios y ajenos.

Equipo de diseño

Arquitecto: Estudio Teresa Sapey

Cliente: Hotel Indigo