IBEROSTAR LAS LETRAS GRAN VÍA

El inmueble está construido sobre un solar que anteriormente ocupó el Hotel de Roma. El conde de Artaza adquirió el terreno del antiguo hotel, derruido durante las reformas urbanísticas que condujeron a la creación del primer tramo de la Gran Vía de Madrid a inicios del siglo XX. El popular aristócrata madrileño encargó al arquitecto Cesáreo Iradier la construcción de un edificio residencial en el terreno que había adquirido. Las obras se iniciaron en 1915 y finalizaron de forma oficial en 1917.

IBEROSTAR Las Letras Gran Vía personifica pasado, presente y futuro a través de un imponente edificio histórico que, manteniendo su idiosincrasia intacta, ha sido restaurado e integrado en un diseño de vanguardia. Inaugurado en 1917 y conocido originalmente como Viviendas para el Conde Artaza, el edificio ha sido declarado Patrimonio de la Comunidad de Madrid.

El hotel alberga 109 modernas habitaciones de diseño. Estancias amplias, acogedoras y dotadas de grandes ventanales que ofrecen luminosidad y permiten disfrutar de magníficas vistas sobre la emblemática Gran Vía madrileña.

La gastronomía, una de las principales señas de identidad de IBEROSTAR, se eleva a su máxima expresión en el nuevo IBEROSTAR Las Letras Gran Vía. En sus instalaciones encontrarás el restaurante Al Trapo, templo de la “Alta Cocina Informal”, en el que el prestigioso chef Paco Morales te deleitará con las sorprendentes creaciones que le han hecho merecedor de una estrella Michelin.

En el Bocablo Lounge podrás disfrutar del desayuno, un snack, exquisitas tapas e innovadores cócteles y combinados.

Equipo de diseño

Arquitecto: Cesáreo Iradier

Propietario: Grupo Iberostar