EMBAJADA DE SUECIA

El inmueble que actualmente alberga la embajada sueca en Madrid fue concebido inicialmente como palacio privado para Joaquín de la Torre. Su arquitecto y maestro de obras fue Luis María Castiñeira y se completó entre 1896 y 1897. El edificio principal se orientaba hacia las calles aledañas, mientras que la antigua vivienda, con su portería y caballerizas, cercaban el patio mirando en dirección a la manzana.

Suecia ha tenido aquí su embajada y residencia durante más de un siglo. En 1904, el diplomático noruego- sueco Fritz Wedel Jarlsberg adquirió el inmueble, pero la disolución en 1905 de la unión entre los dos países nórdicos le llevó a abandonar tanto la casa como su puesto diplomático.

La década de los 60 fue un periodo de expansión para la representación exterior en Suecia. El palacio y sus anejos se habían quedado pequeños, por lo que se procedió a demoler las edificaciones auxiliares del servicio para dejar espacio a una nueva secretaría. La ampliación, cuya audacia causó sensación en su tiempo, fue diseñada por el estudio de arquitectura sueco AOS (Ahlgren Olsson Silow Arkitekter).

Equipo de diseño

Arquitectos: Luis María Castiñeira (1897)

Arquitectos ampliación: AOS (Ahlgren Olsson Silow Arkitekter) (1963)