CENTRO CULTURAL DAOÍZ Y VELARDE

El edificio es una buena muestra de la construcción industrial y cuartelaría madrileña. La fachada es de ladrillo visto, la estructura es metálica y la cubierta es en diente de sierra. La rehabilitación ha respetado la geometría general  y la estructura del edificio existente, que se convierte en la envolvente del Centro Cultural, configurado en dos áreas diferenciadas con accesos y circulaciones separados, pero conectados visual y espacialmente.

Equipo de diseño

Arquitecto reforma: Rafael de la Hoz (2003)