TEATRO ESPAÑOL

El Teatro Español se encuentra situado en el lugar que ocupó el antiguo Corral de Comedias del Príncipe que comenzó a funcionar en 1583. En 1745 se construyó el primer recinto cubierto, entonces pasó a denominarse Teatro del Príncipe. En 1849 cambió nuevamente de denominación por la actual de Teatro Español.

Quien pise las tablas del Teatro Español debe ser consciente de que está pisando un terreno sagrado de la cultura universal. Porque ahí, en ese mismo espacio y hace ya casi medio milenio, nació el teatro moderno. El viejo Corral de la calle del Príncipe ha sido desde entonces, y de forma ininterrumpida, la casa de las musas y de los cómicos, la casa del maravilloso arte de inventar mundos de ficción. No hay otro lugar en el planeta en el que se lleve interpretando el noble ejercicio de hacer comedia durante tantos años, lo que convierte al Teatro Español en el de más antigua trayectoria estable del mundo.

Pero el Español tiene, además, otra característica que lo hace único, y es que siempre, a lo largo de la historia, ha dado testimonio fiel de su tiempo, ha acogido a los más insignes representantes de la literatura y la dramaturgia universal, y -lo que es más importante- ha sido el hogar de los personajes que con su imaginación concibieron.

Equipo de diseño

Arquitecto : Juan de Villanueva