Chus Burés nace en Barcelona el 25 de diciembre de 1956, desarrolla su actividad principalmente en el ámbito de la joyería, y actualmente vive y trabaja entre Madrid, Nueva York y París. Después de cursar estudios de diseño de interiorismo en la Escuela Llotja, en su ciudad natal, aprende el oficio de joyería en diversos talleres de Barcelona y Madrid, ciudad en la que fija su residencia en 1983 y donde sus piezas encuentran pronto acogida dentro de un entorno receptivo y atento a la savia nueva. En sus orígenes, trabaja el reciclaje con deshechos industriales, metales y objetos de diversas formas y procedencias.

El año 1985 será crucial en el arranque de su carrera, con la exposición de su primera colección de joyas en plata en la galería Juana de Aizpuru de Madrid, fruto de un cambio de aliento que le lleva a abandonar su periodo de reciclaje. En ese mismo año, el director de cine Pedro Almodóvar le encarga la creación de la horquilla y arma asesina de su película Matador, una clave de sol en plata –inspirada en la reja andaluza– que le abre las puertas del mercado internacional. A partir de entonces, sus creaciones se exhiben en salones de diseño de Europa, Estados Unidos y Japón, y también en galerías y museos de Nueva York, Londres, Milán, Hamburgo y Basilea, entre otros. En 1990, participa en el Pabellón de España de la XLIV Bienal de Arte de Venecia, dentro del Honeymoon Miralda Project, obra del artista catalán Antoni Miralda basada en la realización del ajuar de boda de dos novios singulares: la Estatua de la Libertad de Nueva York y el Monumento a Colón de Barcelona, sobre cuya intervención Pierre Restany escribe: “Chus Burés, una imaginación al poder, bajo el signo conjunto de la voluntad y la libertad.”

La Academia Española de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España le encarga en 1994 el diseño de su Medalla de oro, máximo galardón que otorga a las personalidades relevantes del cine y que sigue vigente desde entonces.

En 1996, es seleccionado por el gobierno de Tailandia para proyectar una serie de talleres con el fin de dinamizar la industria joyera del país y de introducir nuevas vías de diseño y creatividad para dotar a sus productos de valor añadido. En el país asiático, al que seguirá vinculado durante toda una década, entra en contacto con orfebres y expertos de la refinada tradición artesana del antiguo reino de Siam, y experimenta e interactúa con materiales como el oro puro, la cerámica, la seda o la fibra natural. De allí proceden algunas de sus colecciones más representativas, como TG943 y Mae Nam, que describe William Warren, escritor norteamericano afincado en Bangkok, en uno de sus textos, en el que afirma: “as an artist, Chus is blessed not only with the gift of boundless energy but also with enormous curiosity, an eagerness to experiment with shape and texture, an impish sense of humour”.

Durante esa década, el diseñador recorre el sudeste asiático, desde China a India –país en el que colabora con prestigiosas personalidades del sector textil–, pasando por Vietnam, Laos, Birmania, Camboya e Indonesia.

Otro encuentro fundamental se produce en Tánger, en 1998, donde el diseñador conoce al escritor, compositor y viajero norteamericano Paul Bowles, que queda fascinado por sus creaciones y por la idea de llevar las técnicas tradicionales marroquíes al diseño contemporáneo, y que escribe la introducción a su colección de joyas, objetos y alfombras Vol de nuit.

El ámbito de la moda le ofrece un amplio campo de experimentación. El collar que diseña en colaboración con Louise Bourgeois en 1999 es presentado en París en 2002, junto a la colección de la temporada primavera-verano de Helmut Lang. Asimismo, destacan sus colaboraciones con Maurizio Galante (Roma, 1992), Loewe (Madrid, 1994), Narciso Rodríguez for Loewe (Madrid,1998) y, recientemente, con la firma francesa Agnès b. para una colaboración de cobranding.

La interacción artística con Louise Bourgeois no concluye ahí, y en 2005 realizan juntos un icónico broche-araña en oro y plata. Así, a partir de los 90 van tomando forma diversas piezas de carácter más transgresor, creadas en colaboración con destacados artistas plásticos como Jesús Rafael Soto, Jiří Georg Dokoupil, Miquel Barceló, Santiago Serra o Carmen Herrera, entre otros muchos. También trabaja con grandes herederos del mundo del arte como Claude Picasso, Laura García Lorca o C. Raman Schlemmer, para los que crea piezas minuciosas que dan forma a sus propias visiones personales de las obras de sus predecesores.

Las joyas de Chus Burés han sido apreciadas y llevadas por prestigiosas figuras del ámbito cultural y artístico, músicos, políticos y celebridades –como Paul Bowles, Robert Wilson, Dore Ashton, Zaha Hadid, Pierre Restany o Geraldine Chaplin, por nombrar algunos–, y sus diseños forman parte de importantes colecciones públicas y privadas en Europa, Estados Unidos y Latinoamérica.

DESCARGAR FICHA

 

S.30  10:00-14:00 ; 16:00-20:00

Calle de Claudio Coello, 88, 28006

Linea 5/9 – Núñez de Balboa

ESPACIOS DE TRABAJO

No requiere inscripción previa

Edificio accesible







;