Arquitectos: Antonio López Aguado

El palacio de Fernán Núñez es una de las construcciones palaciegas del siglo XIX mejor conservadas de Madrid, a pesar sus diversas reformas y ampliaciones. El inmueble tiene su origen a mediados del siglo XVIII cuando Blas Jover, Secretario de Consejos de Fernando VI, construye su vivienda en una parcela de los antiguos huertos del convento de Santa Isabel. Posteriormente pasó por diferentes manos hasta su adquisición por parte de Miguel José Mª de la Cueva Velasco, XIII Duque de Alburquerque, quien encargó al arquitecto Antonio López Aguado su reforma (1790-1799).
En 1815, el Palacio fue heredado por Felipe Mª de Osorio y de la Cueva, VII conde de Cervellón, casado con la II duquesa de Fernán Núñez, quien decidió ampliarlo comprando un edificio y un solar vecinos. En esta ocasión fue Martín López Aguado, hijo del anterior arquitecto, el encargado de las obras que se desarrollaron entre 1847 y 1849. Con la ampliación se dio al palacio su forma actual. El edificio se organizó alrededor de varios patios y el jardín, disponiendo la zona noble hacia la calle Santa Isabel y dotándolo de una nueva fachada, mientras que la parte destinada al servicio, cuadras y cocheras daba a San Cosme y San Damián.
En el transcurso de la Guerra Civil, el palacio fue incautado y custodiado por las Juventudes Socialistas Unificadas.
En 1941, la duquesa viuda de Fernán Núñez lo vendió a la Compañía Nacional de ferrocarriles del Oeste de España que posteriormente se integra en RENFE. Tras haber albergado el Consejo de Administración de la compañía y un Museo del Ferrocarril, en la actualidad el edificio es propiedad de Adif y de Renfe y es la sede de la Fundación de Ferrocarriles Españoles desde 1985.

DESCARGAR FICHA

S.30  10:00, 11:00, 12:00, 13:00

Calle de Santa Isabel, 44, 28012

Linea 1 – Atocha

CULTURAL

AGOTADO

Edificio accesible







;